El enemigo más peligroso para el Perú contemporáneo es la mala salud pública y los pesimistas que niegan la posibilidad de revertir esta situación y mejorar la salud de los peruanos, son los peores enemigos de la patria. La mala salud, la existencia de enfermedades endémicas, pestes, malas costumbres, casas inmundas, con mala comida y la falta de vigor físico engendrada por la carencia de una vida deportiva bien desarrollada en todas las clases sociales, ha sido la fuente del retraso del Perú. Por eso el saneamiento es tarea primordial.

H.L.M.