La Federación Obrera nos ha hecho llegar una carta protestando por los inauditos atropellos cometidos por autoridades subalternas en la persona de Delfín Lévano, que fue apresado y maltratado cruelmente. Estos atentados contra obreros indefensos y honrados –dice la protesta– fraguados a la sombra de la mayor arbitrariedad, hieren profundamente la majestad de la Constitución. “Nosotros llamamos la atención de los poderes públicos de nuestra patria para que pongan coto a estos desmanes que indignan a las masas trabajadoras”.

H.L.M.