El nuevo coronavirus sigue siendo la preocupación principal de todos los estados en el mundo. Ponerle punto final a la pandemia es el primer punto de agenda de políticos y científicos. Mientras tanto el año sigue avanzando y con este las estaciones van cambiando, dándole oportunidad a las enfermedades estacionales. Aquí te damos algunas claves para diferenciar el COVID-19 de una gripe.

MIRA: Todo lo que tienes que saber sobre el coronavirus en el mundo

Algunos síntomas de ambas enfermedades respiratorias podrían sumirnos en la confusión. Comparten: la fiebre, la tos seca, la fatiga, el dolor muscular y de cabeza, entre otros. Sin embargo, el orden de aparición de los síntomas ya pueden ser una primera pista para saber si se trata de una enfermedad causada por el virus de la influenza (gripe) o el SARS-CoV-2 (COVID-19).

Congestión nasal

Una señal que puede resultar diferenciadora es que la gripe empieza con una gran congestión nasal y afectación de garganta, incluso antes de que aparezca la fiebre, los dolores musculares y el malestar general; en cambio, en la Covid-19, podemos notar pérdida de olfato, pero sin congestión nasal”, señala Germán Peces Barba, vicepresidente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) a La Vanguardia.

Eso quiere decir que si la nariz se tapada o gotea mucosidad, estaría más cerca de ser una gripe que un síntoma del nuevo coronavirus.

MIRA: Los países de Europa donde segunda ola de coronavirus empieza a retroceder pero que mantienen sus restricciones

Olfato y gusto

La pérdida del olfato se ha vuelto un síntoma característico del COVID-19, ya que muchas personas que han pasado por esta enfermedad lo han comentado en medios y redes sociales. Además viene acompañado con una pérdida del sentido del gusto.

Originalmente se le conoce con el nombre de anosmia y es causada debido a que el coronavirus altera las terminaciones nerviosas que transmiten los olores y permiten detectar el gusto. Esto también se presenta cuando tenemos gripe, pero los médicos detallan que en el caso del COVID-19 se diferencia debido a que no viene acompañado de problemas de mucosidad nasal (goteo o nariz tapada).

MIRA: COVID-19: el sistema de códigos QR que China propone usar a nivel global para contener el coronavirus (y por qué causa polémica)

Además, una vez superado el COVID-19, muchas veces los pacientes requieren de ejercicios de rehabilitación para recuperar el uso de sus sentidos del gusto y el olfato. No pierden estos sentidos, solo requieren de estimulación de parte de un profesional.

Comienzos distintos

Según el vicepresidente neumólogo de Separ, los síntomas de la gripe suelen aparecer de forma repentina mientras que los causado por el nuevo coronavirus tienden a presentarse paulatina.

El COVID-19 aparece de manera progresiva; aparecen los síntomas cuando el virus lleva replicándose en el organismo alrededor de siete días, y en la gripe se inician a los tres días del contagio; y mientras que la gripe brota de forma aparatosa, con congestión intensa, cara de griposo y malestar, en el coronavirus el inicio de síntomas puede ser más lento, aunque luego hay un salto (unos siete días después de haber notado los primeros indicios) y pueden volverse mucho más intensos”, detalla el experto.

Falta de aire

Otro síntoma característico del COVID-19 es la falta de aire o disnea. En caso de presentarse, es recomendable tener un oxímetro en casa para medir los niveles de oxigenación del paciente, si presenta niveles de oxigenación inferiores a 95 o 90 es necesario comunicarse con un especialista para que evalúe la situación del enfermo.

En los casos de COVID-19, la disnea es uno de los últimos síntomas en desaparecer.

Si el síntoma predominante es de vías altas –congestión nasal, molestia en la garganta– probablemente será gripe; si hay tos seca, puede ser síntoma tanto de gripe como de la Covid-19, y convendrá hacerse la prueba correspondiente para averiguarlo”, indica Peces Barba.

Músculos debilitados y dolor

La gripe usualmente viene acompañada de un fuerte dolor muscular y fatiga. Los pacientes con COVID-19 también sufren de este síntoma. La forma de diferenciar ambas enfermedades es poniendo atención a los otros síntomas que acompañan este malestar.

Orden de los síntomas

Según un estudio realizado en la University of Southern California, el orden de la aparición de síntomas en el COVID-19 suele tener un patrón: fiebre, tos seca, dolor de garganta y cabeza, dolor muscular, náuseas o vómitos y diarrea.

Mientras que la gripe presenta otro orden de aparición de síntomas: congestión y tos como primeros en aparecer, luego fiebre y dolores musculares. En algunos casos se presentan también: naúseas o vómitos y diarrea.

Para Peces Barba, aún estamos descubriendo nuevos hallazgos respecto al COVID-19 por lo que nos epuede determinar un orden estricto de aparición de síntomas. En este caso, lo que resulta más característico para el experto es cómo empieza un proceso gripal: “con una gran congestión nasal y afectación de la garganta”, precisa.

VIDEO RECOMENDADO

Pilar Mazzetti indicó que hasta el momento solo pueden asegurar la primera entrega de Pfizer para diciembre de este año, con 50 mil dosis.

TE PUEDE INTERESAR

Por admin