Francisco Sagasti juró este martes como presidente de la República y prometió devolver la confianza y esperanza a la ciudadanía. Al delinear las prioridades de su gestión, indicó que su gobierno será transparente, impulsará la educación y se someterá a cualquier acto de fiscalización.

MIRA: La transición de Francisco, una crónica de Fernando Vivas

Además, en nombre del Estado, ofreció disculpas a los familiares de los jóvenes fallecidos y heridos en las manifestaciones contra la vacancia de Martín Vizcarra y la asunción de Manuel Merino.

Repasa aquí las frases más importantes del discurso de Sagasti:

“No podemos devolverle a la vida a estos jóvenes pero sí podemos evitar que vuelva a suceder. Podemos evitar además decididamente a los heridos”.

“En nombre del Estado les pido perdón a sus familiares y a todos los jóvenes que marcharon para defender la democracia y que nos hicieron recordar a muchos […] la importancia que tiene la vocación de servicio”.

“Con muy honrosas excepciones, en muchos años nuestra clase política no ha estado a la altura de lo que estamos enfrentando, a responder las legítimas demandas de la ciudadanía. Debemos remediar esto con un sentido de urgencia, dejando de lado los rencores y resentimientos y reconociendo que solo con humildad y generosidad podemos reiniciar la travesía que fundaron los próceres de la independencia”.

“La política ha sido muy destructiva y muchas veces hemos actuado no como rivales si no como enemigos irreconciliables. La política no puede ni debe ser así. La vida política debe responder al esfuerzo de caminos compartidos”.

“Promoveremos el fortalecimiento y autonomía. El accionar independiente debe ser protegido de vaivenes públicos. Además de la autonomía constitucional del BCR, consideramos a la Sunedu, la Procuraduría General del Estado y también al IRTP”.

«Las puertas de Palacio de Gobierno están abiertas para todos. Esperamos verlos ahí, los invitamos ya, escucharemos sus planteamientos, pero sin esperar que el Congreso abdique a su función de fiscalización. Esperamos que esta nueva vía de comunicación y diálogo entre dos poderes del Estado permita superar antagonismos que tanto nos han costado en el pasado.

“El siguiente punto es fundamental: Devolverle la confianza a la ciudadanía, a los jóvenes. Nos hemos olvidado de las aspiraciones que teníamos nosotros cuando éramos jóvenes. Eso requiere una apertura y una disposición para escuchar a todos”.

“A pocos meses del Bicentenario haremos lo posible para no solo ganarnos la confianza de la ciudadanía, si no devolverles la esperanza: la capacidad de imaginar un país mejor. Son ellos los que nos encauzarán por ese camino”.

VIDEO RECOMENDADO

El presidente transitorio Francisco Sagasti, culminó su primer mensaje presidencial, entre lágrimas, leyendo el poema de César Vallejo ‘Considerando en frío’