¿Trabajar o estudiar de forma remota desde Zorritos? Es posible. Hoy el sector hotelero está tratando de resolver las necesidades de los visitantes dada la “nueva normalidad”. Y es que cada vez hay más personas que intentan escapar de la ciudad por largos periodos a los espacios naturales como consecuencia del año duró que tocó ser el 2020 por la pandemia. Una computadora y una buena conexión al wi-fi, en muchos casos, es suficiente para poder concretar el sueño de pasar algunas semanas junto a la playa.

Con citadinos queriendo pasar muchos días en el norte del país, en Tumbes, por ejemplo, el hotel Casa Andina ha ideado un sistema especial. Explica Juan Stoessel, gerente general, que esta dinámica denominada Casa Andina Home se concibió inicialmente para sus espacios en Lima, pero que ahora la han adaptado a otros lugares, incluyendo aquel balneario en la frontera.

MIRA: Máncora: los protocolos de bioseguridad en el balneario norteño ante la llegada del verano

“La idea es brindarle al huésped y su familia todas las comodidades para que pueda continuar haciendo sus actividades remotas, pero en un ambiente libre de estrés y sin esa sensación de encierro. Hay quienes vienen siete días; otros, 15 o un mes. Esto con excelente Internet y muy cerca de la naturaleza”.

Según agrega, la cadena tiene la experiencia de meses perfeccionando sus protocolos de seguridad. Esto puede ser corroborado por Fabrizzio Tremolada, quien fue huésped del lugar por un espacio de siete días junto a su esposa hace algunas semanas. “Decidimos viajar porque necesitábamos tomarnos un descanso tras haber estado encerrados tantos meses y celebrar un aniversario de bodas. Yo soy odontólogo y estuve como de vacaciones, pero mi esposa sí hizo trabajo remoto en la playa. Evaluamos muchas opciones, queríamos un lugar que fuera seguro y felizmente tuvimos una buena experiencia”.

El balneario de Zorritos tiene excelentes olas para correr, a decir de los expertos. (Foto: Elías Alfageme)

El balneario de Zorritos tiene excelentes olas para correr, a decir de los expertos. (Foto: Elías Alfageme)

Por la noche se puede estar al aire libre en fogatas dentro de las instalaciones del hotel. (Foto: Elías Alfageme)

Por la noche se puede estar al aire libre en fogatas dentro de las instalaciones del hotel. (Foto: Elías Alfageme)

DE PROTOCOLOS Y OTRAS DINÁMICAS

Más allá de los programas adaptados para quieren quedarse muchos días en Tumbes, la cadena ha anunciado que ha perfeccionado sus protocolos de bioseguridad. En principio, el aforo está reducido al 50% de la capacidad del hotel. Es decir, si antes podían entrar 618 personas, hoy solo se permite 309.

También se informó que se ofrece servicio de shuttle o taxi privado desde el aeropuerto (que incluye la desinfección del equipaje previo a ser guardado en el vehículo; el procedimiento se repite una vez que se llega al hotel). También la posibilidad de hacer el pre check-in desde el celular de manera personal para evitar aglomeraciones en el counter. En la piscina, en tanto, se procura el distanciamiento social de las personas (una sombrilla abierta, la que sigue cerrada y así sucesivamente). En los restaurantes, las cartas usan códigos QR que se pueden leer con el teléfono. Hay, además, dispensadores de gel por todas las instalaciones. El uso de mascarillas es obligatorio excepto solo al momento de bañarse en la piscina o la playa .

Juan Stoessel agrega que piensan mantener el plan Casa Andina Home aún después de que mengüe la pandemia. //

VIDEO RECOMENDADO

Realizan serenata virtual por aniversario del distrito de Máncora (Video: Municipalidad Máncora)

Por admin