Un centenar de heridos, víctimas de la represión policial, reportó la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, tras la marcha nacional del 14 de noviembre. Entre ellos se encuentra Abel Cordero Morales, un joven de 24 años que no podría volver a caminar tras ser impactado por perdigones que le traspasaron la columna, según el parte médico.

MIRA: Marcha Nacional: las iniciativas solidarias que auxilian a ciudadanos y mascotas en las calles

Abel Cordero fue trasladado al hospital Arzobispo Loayza. Verónica Morales, su madre, contó que su hijo no siente las piernas y espera recibir una segunda opinión médica.

“El cirujano dice que los perdigones están en la médula, están adentro, que no hay solución. Yo igual quiero escuchar otra opinión. Dios es grande, él no hizo nada malo, quiso expresarse y no es justo lo que estamos viviendo, no solamente yo sino varias mamás”, dijo Verónica Morales. “Él fue a una marcha pacífica, no es ningún delincuente, él me ayudaba a cuidar a mi padre y no es posible que le pase esto. De todas manera yo quiero otra opinión porque este doctor era muy frío en verdad, no puede ser eso”, añadió la madre del joven herido.

Abel se preparaba para ingresar a la carrera de Psicología en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Sus amigos y familiares hicieron un plantón en los exteriores del hospital y con carteles en mano pidieron justicia.

Estas son las cuentas de ahorros y los números telefónicos para cualquier ayuda.

(Foto: Difusión)

(Foto: Difusión)