Este verbo frecuentativo emparentado con captar significa en gran parte de la América hispana, el Perú incluido, ‘explorar terrenos en busca de alguna veta minera’. Ejemplo telegráfico de Clemente Palma: “Alguien mala voluntad aquí [Ostende] o ganas palanquearme puesto comunicó Lima haber yo abandonado obligaciones, viniendo aquí catear minas…” (Crónicas político-doméstico-taurinas, Lima 1938, p. 76). Catear también significa, en el lenguaje policial, ‘allanar un local’; es más conocido el postverbal cateo.

Por admin