Slider Item
Slider Item
Slider Item

Miles de jóvenes exigieron en las calles que la reforma universitaria sea defendida desde el Ejecutivo a toda costa. El nuevo ministro de Educación, Ricardo Cuenca, reitera que ese será uno de los ejes de su gestión.

—Fuentes de El Comercio informaron que se reunió con el jefe de la Sunedu. ¿Lo ratificó?

Sí, pero también con el doctor Carlos Barreda, de Sineace. Es la primera vez que el ministerio reúne estas dos instancias fundamentales para la reforma universitaria. Hemos conversado sobre eso y ya empezamos a hacer un cronograma para formar un grupo de trabajo.

—En paralelo a esa reunión, un grupo de la Comisión de Educación encabezado por el congresista Rubén Ramos programó una reunión con los rectores de seis universidades denegadas. ¿Esto no es contraproducente?

Quiero tomarlo como lo ha dicho el congresista: como un espacio de diálogo, que no suponga en ningún caso el tomar decisiones que puedan ir en contra de la reforma. Estoy convencido de que el diálogo es importante, hay que escucharlos, pero lo que no podría pasar es que la idea de juntarse con las universidades denegadas suponga revertir las decisiones previas de la Sunedu.

Ministro de Educación ratifica en el cargo al jefe de la Sunedu, Oswaldo Zegarra

—El Congreso también tiene pendiente el debate para ampliar la moratoria de creación de universidades.

Que se agende y se discuta esa ley es fundamental, porque desde abril está posponiéndose. Hay un claro consenso respecto a la necesidad de continuar con la moratoria para terminar de consolidar los primeros pasos de la reforma.

—¿Cómo toma que los congresistas propongan tantas iniciativas para crear nuevas universidades?

Yo felicito el interés que tiene el Congreso por tratar de trabajar los temas educativos.

—¿Pero es el momento?

Mi llamado sería a que esto lo hagamos con el mayor detenimiento y calma posible para poder consolidar la reforma. El sistema universitario peruano estuvo muy abandonado por el Estado durante décadas. Hay que caminar con toda la calma necesaria para ir consolidando este nuevo sistema.

—El licenciamiento está a punto de terminar, con solo una universidad con resolución pendiente de la Sunedu. ¿Cómo califica esta primera etapa?

Voy a responder en sintonía de educador: ha sido satisfactoria. Hay que tomar en cuenta que este fue un ejercicio nuevo en el país. Cuando discutíamos de la existencia de una instancia que trate de velar por las condiciones de calidad, nos imaginamos –por lo menos yo– una institución parecida a la Sunedu que tenía que empezar a hacer algo que nunca antes se había hecho en el país.

Minedu pide respetar la moratoria para la creación de universidades tanto públicas como privadas

—¿Cuál es el siguiente paso de la reforma?

El último empujón que necesita es terminar, primero, de evaluar lo que se ha hecho; terminar con los procesos de licenciamiento y mirar cómo a partir de eso viene el segundo tramo de supervisión. Seguiré insistiendo en la creación de un viceministerio de educación superior que acompañe las políticas universitarias y de educación técnica (ver nota aparte).

—¿Ese viceministerio requerirá de la aprobación del Congreso por norma?

Sin duda.

—¿Y es optimista de que el Congreso lo aprobará?

He aceptado este cargo porque soy optimista y creo que es posible hacer cambios en la educación cuando tenemos consensos mínimos. Estoy absolutamente seguro de que el Congreso acompañará estas iniciativas porque el único objetivo es fortalecer nuestro sistema educativo.

—¿No está pecando de optimista? La relación entre el Minedu y el Congreso es muy tirante por la reforma.

Prefiero pecar de optimista que morir de pesimista.

Grupo de Comisión de Educación recibirá a rectores de universidades con licencia denegada

—¿Ya se reunió con el presidente de la Comisión de Educación?

Está en agenda para hacerlo en el mayor breve plazo.

—Se han visto los nexos de congresistas con universidades denegadas, como Telesup.

Nuevamente: si voy con pesimismo, viene mal la mano. Confío en que efectivamente las reformas se consolidarán, que los intereses particulares no estarán por encima de los colectivos. Mi compromiso es fortalecer esta reforma y espero conseguir la mayor cantidad de aliados para que efectivamente continúe su camino.

Hacia el viceministerio

El ministro de Educación, Ricardo Cuenca, reiteró a El Comercio que su gestión impulsará la creación de un viceministerio de educación superior, el cual incluya a la actual Dirección General de Educación Superior Universitaria (Digesu), así como otras instancias de ese nivel educativo (educación técnica productiva, pedagógica, artística, entre otras).

“La idea es contar con una estructura orgánica distinta, más funcional y acorde a los tiempos del Minedu. La que tenemos actualmente es un ajuste, un arreglo institucional que se hizo en 1995 y que tuvo una lógica y racionalidad distinta a la que necesitamos ahora”, explicó.

Agregó que la gestión de Martín Benavides ya inició este proceso de reestructuración, por lo que sometió la propuesta a una consulta pública. “Ya se han recogido todas las informaciones, se cerró el plazo y se está sistematizando la información. Lo más probable es que mañana [hoy] al final de la tarde podamos tener la sistematización de todos los aportes que se han hecho”, indicó Cuenca.

En esta línea, también se ha planteado la creación de un viceministerio de educación básica que aborde todas las modalidades de ese nivel: regular, alternativa, especial, intercultural bilingüe rural, etc. Estas iniciativas deberán ser aprobadas por el Congreso.

VIDEO RECOMENDADO

Martín Benavides, ministro de Educación, señaló que el Gobierno considera a los 2020 y 2021 como años escolares complementarios.