Seleccionar página

Según reciente reporte de la consultora Fortune Business Insight, el mercado de elevadores en el mundo tiene un amplio margen de crecimiento. En el 2018 tuvo ingresos a nivel global por US$ 70 mil millones y se estima que el 2026 alcance un monto de US$ 114 mil millones.

MIRA: OLX: Millennials lideran demanda online de vehículos nuevos y seminuevos

Las crecientes inversiones en infraestructura comercial y residencial, tanto en economías en vías de desarrollo como en las desarrolladas, han generado un crecimiento de este mercado, conocido como movilidad vertical, que engloba ascensores, elevadores, escaleras mecánicas, equipos de accesibilidad, rampas, puentes de embarque, entre otros.

Uno de los jugadores importantes en este rubro es Thyssenkrupp, transnacional alemana con presencia hace 25 años en Perú. La firma ve con optimismo la recuperación que viene teniendo el sector inmobiliario. Hacia fin de año, esperan seguir participando de los principales procesos del sector.

Ya que las ventas de ascensores en departamentos representan entre el 60% y 70% del negocio en obras nuevas de la empresa, estas siguieron gestionándose a través de canales digitales, desde que inició la pandemia.

Así como las inmobiliarias ofrecieron facilidades a sus clientes, bajando el pago de la inicial, o reduciendo cuotas, la empresa, como proveedora de servicios, también tuvo que adaptarse a esa manera de trabajar del sector y dar facilidades para mantener sus negocios activos.

“Muchos proyectos se detuvieron, pero no se cancelaron, lo cual es bueno. Nos hemos mantenido activos en las ventas”, indicó Miguel Ferrando, gerente de Nuevas Instalaciones & Modernizaciones de la sucursal Perú de la corporación alemana.

Comentó que cuando se dio la primera fase de la reactivación, entre julio y agosto muchas constructoras solicitaron visitas técnicas para instalación, y enfrentaron una sobredemanda que lograron manejar. Actualmente, la parte de instalaciones ya viene funcionando al 100% con los protocolos que corresponden.

Aunque es una porción importante, no solo atienden edificios unifamiliares, multifamiliares, y conjuntos residenciales. Entre sus clientes se cuentan centros comerciales, supermercados, oficinas corporativas, edificios de hoteles, clínicas, fábricas y almacenes. Y también trabajan en infraestructura de aeropuertos y líneas de Metro.

Además de Lima, uno los ejes de crecimiento de la marca está en provincias. En 2018 inauguraron oficina en Arequipa, para atender a la región sur y el año pasado abrieron en Chiclayo para llegar a todo el norte. El Centro y Oriente también están en sus planes, pero sin fecha definida aún.

El ejecutivo resaltó que así como la venta de equipos nuevos tiene un crecimiento orgánico, la parte de posventa es lo que le da sostenibilidad a la empresa. Considera que la modernización para la vida útil de los equipos es un factor clave del éxito del negocio.

SECTOR EN MOVIMIENTO

A nivel mundial, la marca viene implementando sistemas como el TWIN, con dos cabinas que se mueven de manera independiente dentro de un solo ducto. También está el MULTI, con cabinas que se mueven tanto vertical como horizontalmente, pensado para edificios del futuro. Asimismo, los iWalks que son rampas con velocidad variables, y que tienen varios metros de recorrido, y se usan mucho en servicios de transporte interconectados.

En Perú, acotó Ferrando, están por instalar una nueva cabina Meta 200 con una botonera que se puede activar por voz. Anunciaron la llegada de nuevas tecnologías en el futuro cercano.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO RECOMENDADO

Estados Unidos supera los 12 millones de casos de coronavirus (AFP).