Slider Item
Slider Item
Slider Item

El gobierno peruano salió a emitir bonos al mercado internacional por US$4.000 millones. En la víspera, el Ejecutivo autorizó al Ministerio de Economía y Finanzas a realizar la operación como parte del plan para financiar la emergencia sanitaria y la reactivación económica.

El director de general de Tesoro Público del Ministerio de Economía, José Olivares manifestó a El Comercio que nuestro país se hizo presente en la Bolsa de Luxemburgo con una oferta inicial de bonos globales por US$3.000 millones que se podría ampliar hasta los US$4.000 millones de ser favorable la demanda.

El resultado final, según el funcionario, fue más que favorable de lo que se esperaba y se tradujo en una demanda que en el momento más alto superó los US$15.000 millones.

“Hemos tenido una súper demanda para el momento que estamos viviendo”, manifestó Olivares.

El funcionario explicó que la operación se llevó a cabo en tres plazos de vencimiento: 12 años, 40 años y 100 años.

Mencionó que el Perú alcanzó un hito en su historia al emitir un bono global con vencimiento en 101 años o en el 2121 por US$1.000 millones, a una tasa de interés de un bono de EE.UU. más 170 puntos básicos, lo que representa una tasa de interés de 3,23%.

Para los analistas, a pesar de la inestabilidad e incertidumbre política y la presencia de un Congreso populista, el Perú ha podido emitir bonos a 100 años, que es el plazo más largo de su historia y que se les permite solo a las economías que brindan confianza.

Olivares indicó que el bono del Perú a 101 años es el más largo del mundo.

“Le hemos puesto de fecha de vencimiento el 28 de julio del 2121, es decir del tricentenario, porque tiene un significado bastante especial para la república y es un hito para el país”, sostuvo el funcionario del MEF.

Según los tesoreros de las principales entidades financieras, la confianza de los inversionistas obedece a que valoran sobre todo la estabilidad de las autoridades económicas. Incluso, dijeron que más importante que el ministro de Economía son sus técnicos.

“Los inversionistas saben que no pueden guiarse de los políticos y además están de paso. Lo que ven más es la estabilidad del Banco Central de Reserva y del Ministerio de Economía”, mencionó un trader de un importante banco local, que prefirió el anonimato.

Otro entrevistado sostuvo que los extranjeros también observan el comportamiento de nuestras reservas internacionales, inflación, crecimiento del producto, entre otros. Por eso es que a pesar del ruido político que ha habido en las últimas semanas, no se ha movido el riesgo país de Perú, medido por los swaps de incumplimiento de crédito (CDS por sus siglas en inglés).

Olivares mencionó que otro país con bonos comparables de largo plazo en Latinoamérica es México y en el ámbito mundial es Israel.

“Israel a pesar de tener una calificación de A+, que es superior a la peruana, cuando emitió su bono a 100 años la tasa sobre los bonos americanos que pagó fue de más de 300 puntos básicos y en la actualidad es de 179 básicos, esto implica que el bono que hemos emitido hoy tiene una menor tasa que la de Israel”, precisó Olivares.

PLAZOS Y MONTOS DE LAS EMISIONES

El bono global con vencimiento al 2032 o en 12 años, se emitió por un monto de US$1.000 millones, a una tasa de interés equivalente a la de los bonos del tesoro norteamericano de un plazo similar más 100 puntos básicos, vale decir, aproximadamente 1,86%.

“Esta [la tasa de interés a 12 años] es la tasa en dólares más baja de la historia emitida por el Perú, en un plazo como este”, dijo el trader.

También, se emitió el bono global con vencimiento al 2060 o en 40 años, por un monto de US$2.000 millones a una tasa equivalente a la de los bonos del Tesoro de EE.UU. más 125 básicos, aproximadamente en 2,78%.

La deuda peruana tiene una clasificación de BBB+ y el BBVA Perú fue el único banco local que participó en esta emisión, calificada de exitosa por los expertos.

Olivares manifestó que si se compara el bono global a 12 años con el bono peruano emitido en abril pasado, que tuvo un vencimiento de 11 años, la tasa de interés a la que se ha accedido en esta última operación es casi 100 puntos básicos inferior a la de ese entonces.

“Esa tasa de abril ya era mínimo histórica, pero ahora hemos vuelto a batir nuestro récord y la tasa ha llegado a casi 1,86%”, indicó.

Asimismo, mencionó que la tasa de interés a la que accedió el bono global emitido con vencimiento al 2060 es similar a la que accedimos en abril.

“Nuestra estrategia en abril fue por ir a bonos cortos porque sabíamos que las tasas de interés iban a bajar en el futuro, debido a las políticas monetarias y fiscales expansivas de los diferentes gobiernos”, dijo Olivares.

“Ya estábamos monitoreando a los mercados desde hace unas semanas. Hubo una situación política tensa durante las últimas dos o tres semanas que se solucionaron recientemente y este resultado que se ha obtenido con los tres bonos es un espaldarazo tanto a la economía peruano por sus sólidos fundamentos macroeconómicos, a su desarrollo del mercado de capitales, como a la actual administración”, dijo.

El éxito de la emisión se debe, de acuerdo con los entrevistados, a la estrategia del gobierno peruano de optar por financiarse a más largo plazo y sobre todo en un entorno de mucha liquidez como el actual.

“Hay mucha plata, el Perú sabe que las tasas van a estar bajas y aprovecha para irse a largo plazo”, comentaron las fuentes.

Otra punto dentro de la estrategia del Perú recae sobre la necesidad de evitar una concentración de su deuda, ya que tiene bonos por vencer, entre el 2025 y 2050, por aproximadamente más de US$31.000 millones.

Así para el 2026, la deuda por vencer es de alrededor de US$5.700 millones, al 2026 es de casi US$5.700 millones, al 2028 por US$11.400 millones, al 2031 por US$5.900 millones, al 2037 por U$S3.800 millones y al 2050 por US$4.384 millones.

RESPALDO PARA EL PRESUPUESTO DEL 2021

Olivares dijo que esos más de US$15.000 millones de sobredemanda de los bonos peruanos representan casi S/50.000 millones de apetito por el Perú y brinda al país tranquilidad para afrontar cualquier necesidad de financiamiento que tenga en el futuro, sobre todo para el presupuesto del próximo año.

“El mercado espera que el Perú en los siguientes años siga liderando la región como el país con menor ratio de deuda pública y por eso los inversionistas globales nos están considerando como el activo libre de riesgo de Latinoamérica”, manifestó.

Además, el 40% de la demanda provino de inversionistas norteamericanos, 32% de europeos y 24% de Asia y Latinoamérica. “Participaron inversionistas de nombres grandes en EE.UU. como Blackrock, Goldman Sachs Asset Management, Machmore, entre otros, que son los mejores y más sofisticados inversionistas a nivel mundial”, concluyó.

La liquidación de los bonos es el 1 de diciembre, es decir, la próxima semana el Tesoro Público recibiría el capital levantado.

TE PUEDE INTERESAR

¿Cuáles deben ser las estrategias para alcanzar un nuevo equilibro del balance fiscal?

SuperPet: “El gasto en el alimento de las mascotas es resistente a cualquier coyuntura”

¿Qué expectativas tiene el sector y cuánto afectan los horarios y aforo?

MIRA TAMBIÉN

Las ideas innovadoras son imprescindibles para reactivar al Perú y sacarlo del drama económico, social y sanitario en que se encuentra.