La Premier League está a punto de hacerle un K.O. a LaLiga. Si la competitividad entre los equipos, la calidad de los jugadores y técnicos de nivel top en Primera División no ha sido suficiente, la inminente llegada de Lionel Messi dejaría al fútbol español en un estado de coma. Todas las miradas estarían centradas en Inglaterra.

MIRA | Messi se podría quedar en Barcelona: “Hay 90% de chances de que siga”, según TyC Sports

¿Vale la pena ‘madrugar’ por ver a Hazard y Rodrygo? ¿O estar pendientes de lo que hace Griezmann y Luis Suárez? Claro, son grandes futbolistas, pero ninguno a la altura de lo que mueve Messi y, también, el torneo más competitivo del mundo.

Verlo vestido de celeste a Messi es tan solo la cereza en el postre, sobre todo porque se haría realidad el posible reencuentro del delantero con Pep Guardiola en el Manchester City. Con esta situación de la pandemia, y la imposibilidad de que haya público en los estadios, el primer partido de Leo en Inglaterra rompería récords de sintonía de TV. Lo verán seguidores y detractores.

El que lo ama lo querrá ver de la misma forma que cuando Pep lo tenía en el Barcelona hace muchos años; el que lo odia deseará que no pueda jugar al mismo nivel con la intensidad que se juega en Inglaterra. No hay pierde.

Pero no todo es Messi en la agenda noticiosa deportiva inglesa. En la misma Liga Premier también tenemos la inminente llegada de James Rodríguez al Everton y el arribo de Thiago Alcántara al Liverpool, y ni qué decir de lo que puede hacer Marcelo Bielsa con el Leeds United para los argentinos y otros seguidores que también tiene en América Latina. ¿Qué es lo que podría quedar en el campeonato español? Por ahora, no hay muchas luces.

Por donde se le ve, si se concreta la llegada de Messi, la Premier le hace un jaque mate a LaLiga para lo que se viene en las próximas temporadas. Yo, como seguramente muchos fanáticos, preferiría analizar cómo construye Guardiola su City con Messi en el equipo, cómo ello le pone picante a la rivalidad con Klopp en el Liverpool y, sobre todo, observarlo en los próximos meses de la Champions League.

Porque más allá de volver a triunfar en Inglaterra, la mente de Pep está puesta en la Orejona, una asignatura pendiente desde hace muchos años. Con Lionel Messi pasa lo mismo: quiere competir una vez más por este trofeo. Su deseo de irse del Barcelona no solo pasa por el desencanto por un proceso, sino también por el mismo deseo de ganar cosas importantes y volver a la cima del fútbol mundial, como antaño lo hacía con la camiseta azulgrana.

Probablemente, con todas estas informaciones, estemos ante la Liga Premier más interesante del siglo.

MÁS EN DT

Por admin