Las protestas registradas en Bielorrusia a raíz de las elecciones presidenciales celebradas el pasado 9 de agosto, en las que el presidente, Alexander Lukashenko, renovó mandato pese a las denuncias de fraude de opositores y disidentes, han cumplido este lunes 100 días desde su inicio.

Las manifestaciones contra el Gobierno de Lukashenko, que lleva en el poder desde 1994, se han extendido durante los últimos meses a pesar del excesivo uso de la fuerza por parte de la Policía, una actuación que ha sido condenada por la Unión Europea.

Desde las elecciones se han registrado protestas masivas en Bielorrusia cada fin de semana. Las autoridades detuvieron el domingo a 1.200 manifestantes en las principales ciudades del país, según varias ONG.

La líder opositora Svetlana Tijanovskaya ha señalado que durante 100 días “han tenido el sentimiento de que son el pueblo pero también los líderes del país”. En un comunicado, ha expresado que “sabe con seguridad que tras estos eventos, el pueblo bielorruso nunca más creerá a Lukashenko”.

“Aunque sea capaz de mantener el poder durante otro par de meses, vivirá en un país que le odia”, ha dicho. Tijanovskaya huyó a Lituania tras las elecciones debido a la presión ejercida por las autoridades, tal y como ha denunciado.

Sus seguidores, no obstante, consideran que ella –y no Lukashenko— ganó realmente los comicios. La UE considera que las elecciones “no fueron libres ni justas” y ha rechazado reconocer a Lukashenko como el actual presidente.

_________________________

VIDEO RECOMENDADO

El huracán Iota avanza amenazante hacia Centroamérica. (AFP).

TE PUEDE INTERESAR

Por admin