Un hombre que fue encontrado inconsciente por hipotermia en el Monte Rainier, en el estado de Washington (Estados Unidos), “estuvo 45 minutos muerto” en un hospital antes de que los médicos le devolvieran la vida en una “proeza científica milagrosa”, según detallaron los medios “Seattle Times” y “People”.

MIRA: Una pareja muere al intentar recrear una escena de Titanic para las fotos de su matrimonio

El hombre, identificado como Michael Knapinski, de 45 años, fue encontrado el pasado 8 de noviembre en el Parque Nacional Mount Rainier tras un largo día de caminata con un amigo.

Regresó de entre los muertos”, manifestó Saman Arbadi, doctor del Centro Médico Harborview de Seattle. “Quizás no sea médicamente correcto, pero su corazón no latía por más de 45 minutos. Es asombroso”.

Knapinski salió de excursión con su amigo el 7 de noviembre, pero se separaron en el camino. La desaparición del hombre se reportó luego de que no se presentara en el estacionamiento.

Los equipos de rescate tuvieron que enfrentar las complejas condiciones climáticas y lo hallaron a través de un helicóptero al día siguiente, aseguró el Servicio de Parques Nacionales.

«No estoy seguro de lo que pasó. Creo que me caí “, contó al «Seattle Times”. Inmediatamente, el hombre fue trasladado al centro médico. Los especialistas reportaron que estaba inconsciente y que sufrió un paro cardíaco a muy poco de llegar a la sala de emergencia.

En medio de sus intentos por reanimarlo con la técnica de RCP (reanimación cardiopulmonar), después de 45 minutos los médicos optaron por sacarle la sangre del cuerpo con una máquina para oxigenársela y transfundírsela nuevamente. Es decir, el hombre fue conectado a un sistema de oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO). Eso salvó su vida.

Tras dos días, Michael Knapinski despertó y no reportó ningún daño cardiopulmonar ni cerebral. Los médicos esperan que en un tiempo su recuperación llegue a un 100%.

Una de las enfermeras que observó todo este hecho indicó que el momento fue muy emotivo. “Fue realmente especial ver a alguien con quien habíamos trabajado tan duro de principio a fin para luego despertar de manera tan dramática e impresionante”, relató Whitney Holen.

Finalmente, Knapinski expresó unas sentidas palabras con las personas que hicieron que su corazón vuelva a latir. “[El personal sanitario] simplemente no se rindió conmigo. (…) Hicieron un gran trabajo para mantenerme con vida. Tengo un millón de personas a las que agradecer».

_________________________

VIDEO RECOMENDADO

Una adolescente de 12 años protesta en Italia por la reapertura de escuelas

TE PUEDE INTERESAR

Por admin